Glucosa


La glucosa o glicemia, también conocida popularmente como azúcar en sangre, es la principal fuente de energía  para el metabolismo normal de nuestras células.
Para estar disponible en sangre debe  ser previamente obtenida de los alimentos a través del proceso de digestión y posterior absorción por parte del intestino delgado.
La glucosa SOLO PUEDE SER UTILIZADA  por las células sí está presente también la INSULINA.
La insulina es una hormona que cuya función principal es PERMITIR la entrada de la glucosa al interior de la célula para ser utilizada por la misma.
Aquí es donde la cosa se empieza a complicar!
Vamos a empezar diciendo que existen dos tipos de diabetes (entiéndase diabetes, como la incapacidad de las células para utilizar la glucosa de forma normal):
Diabetes tipo 1 o también conocida como DMID : Diabetes Mellitus Insulino-Dependiente  (diabetes juvenil)  y
Diabetes tipo 2 o DMNID : Diabetes Mellitus No Insulino-Dependiente.
La tipo 1 solo la padece entre un 5-10% de los diabéticos, mientras que la tipo 2 abarca prácticamente al otro 90% de la población.
La tipo 1 donde hay insulino-dependencia (no hay insulina) se explica mayormente por un evento donde ocurre destrucción del páncreas (órgano encargado de producir la insulina). Se habla entonces de una DEFICIENCIA TOTAL DE INSULINA 
La tipo 2 puede presentar 3 escenarios diferentes:
- una disminución de la producción de insulina
- un aumento de la resistencia periférica a la insulina
-un aumento en la producción de glucosa 
Sea cual sea la causa, la enfermedad tiende a progresar lentamente hasta llegar a producir los daños  característicos y que es provocado por una disminución de la producción de insulina y finalmente fallo de las células B productoras de insulina del páncreas.
Esta última al ser progresiva se acompaña del llamado síndrome metabólico; caracterizado por dislipidemias (problemas con las grasas) y presión arterial alta entre otros.
Se habla también un tercer tipo de diabetes que se conoce como DIABETES GESTACIONAL  que ocurre en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Generalmente auto resuelve una vez ocurrido el parto. 
Otras causas menos comunes pueden ser: defectos genéticos de la acción de la insulina, problemas autoinmunes, infecciones, etc.
En todo caso se trate de una deficiencia parcial o total de insulina, la diabetes se va a caracterizar por un AUMENTO DE LA GLUCOSA EN SANGRE, al ser incapaz la célula  en disminución o ausencia de insulina, de utilizarla adecuadamente.
Como consecuencia natural de esta incapacidad de la célula de usar su fuente primaria de energía, y como medida compensatoria, se dispara el uso de la otra fuente más inmediata de energía: ya saben cual es? Pues si, precisamente lo que están pensando: las grasas.
Consecuentemente la glucosa tiende a estar acompañada no solo de glucosa alta, si no también de TRIGLICÉRIDOS ALTOS. 
Solo cuando es tratada adecuadamente, los valores de estos últimos junto con la glucosa tienden a normalizar.
La presencia de altos niveles de glucosa en sangre conduce a los muy conocidos problemas que desencadena la enfermedad, cito: 
retinopatía diabética
neuropatía diabética 
Nefropatía diabética
En otras.
Esto se explica porque los altos niveles de azúcar van a dañar la macro y microvasculatura (vasos sanguíneos) afectando diversos órganos y sistemas .
En fin una de las enfermedades mejor entendidas para la que aún no existe una cura definitiva!




Autor: Dr. Marco Rodriguez
Publicado el 3/12/2019 (844 visitas)






  WhatsApp
 +506 85313838

 @laboratorioclinicoenjaco

  Telefono
 +506 26432118

  Correo
 




Hoy lunes 2 de agosto abierto de 7:00 am - 1:00 pm
[  Horario de atención  ]


© Laboratorio Jaco
Garabito, Puntarenas, Costa Rica / 1999 - 2020

Mapa del sitio

laboratoryinjaco.com